Sí a los entrenamientos, no a los amistosos

El protocolo contempla una serie de puntos básicos que deberán cumplir los clubes no profesionales 

La Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, previo visado de Salud y Familias, ha aprobado el viernes 21, el protocolo sanitario presentado por la Real Federación Andaluza de Fútbol para entrenamientos deportivos en equipos de fútbol, fútbol sala y fútbol playa aficionados que se celebren en territorio de la Comunidad de Andalucía con vistas a la disputa de la próxima temporada.

La RFAF autoriza la vuelta a los entrenamientos de todos los equipos aficionados y de base, estableciéndose grupos fijos de deportistas para entrenamientos con un máximo de 25. No obstante, esta cifra debe entenderse como un máximo al que no se debe llegar salvo que sea realmente necesario, debiendo en la medida de lo posible reducir el número de participantes de estos grupos.

Los listados de 25 deportistas que van a realizar los entrenamientos han de ser enviados para su conocimiento con antelación a la Federación Andaluza, en caso de ser equipo de categoría territorial, o a la Delegación Provincial, si es equipo de categoría provincial. Los 25 deportistas que participen en los entrenamientos no podrán rotar, por lo que ha de ser siempre el mismo grupo el que se reúna hasta que se produzca un nuevo comunicado de la Federación en otro sentido.

Los entrenamientos para las competiciones organizadas por esta federación son considerados de ámbito no profesional, sin embargo, pueden participar deportistas con contrato profesional (en el caso de futbolistas, en las categorías de cadete, juvenil y sénior). En todo caso, los deportistas deberán tener en vigor la licencia deportiva y el seguro de accidentes deportivo.

Deberá existir un control de acceso y aforo. No estará permitida la asistencia de público a los entrenamientos, cumpliendo lo fijado por las autoridades sanitarias (se podrá considerar el acceso de un familiar acompañante en el caso de menores por razones motivadas, siempre que no acceda a la zona deportiva).

Los titulares de las instalaciones deberán contar con un protocolo específico de prevención del COVID-19, y nombrar un coordinador responsable de cumplimientode las medidas de seguridad. Deberán mantener, en su totalidad, un estado óptimo de higiene y desinfección, para lo cual habrán ajustado los planes de limpieza necesarios para acometer las medidas oportunas para ello, tanto en vestuarios, oficinas, terreno de juego y demás zonas comunes. Limpieza para vestuarios (gestión de residuos con papeleras especiales para este tipo de material), aseos y duchas, así como para zonas de restauración si las hubiera.

En virtud de esta exigencia y limitación restringida en número, el ente federativo andaluz no autoriza por el momento los partidos amistosos de pretemporada de equipos en todas las categorías del deporte aficionado.

El protocolo de la RFAF aprobado, siguiendo las directrices marcadas por el BOJA del 13 de agosto, es muy similar al elaborado para los playoffs andaluces llevados a cabo en el mes de julio y respeta y cumple con total rigor las normas de higiene y prevención sanitaria establecidas por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, atendiendo a la situación actual provocada por la pandemia del Covid-19. Establece como bien superior y absoluto la salud e integridad de todos los deportistas andaluces federados participantes de esta actividad deportiva, conscientes además de que más de dos tercios de los federados de la RFAF de fútbol y fútbol sala son menores de edad.

© Todos los derechos reservados. No se permite la reproducción total ni parcial de las imágenes o textos de esta página web sin la obligada autorización previa.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: